jump to navigation

marzo 3, 2009

Posted by gabyimv in Reflexiones.
trackback

Todas las personas en algún punto de su vida pasan por un quiebre. Aquello que nos indica “Esto no lo aguanto más”, “No quiero seguir así”, “Quiero salir de acá”. Muchas veces lo pensamos, pero tenemos que asegurarnos de que queremos que sea así para cambiarlo. Sólo nosotros podemos, no pretendamos que las cosas van a darse por si solas, o que, con un golpe de suerte se arreglará todo. La suerte no existe y tampoco aquello que llaman casualidad. Sí creo en las causalidades, que todo sucede por alguna razón. Y más que nunca hoy pienso en eso…sí, todo pasa por algo y al final todo lo malo nos lleva a aprender y a hacernos más fuertes. Aunque a veces parezcamos más débiles de lo normal por los altibajos…¿quién no los tuvo alguna vez?

La semana pasada pase por muchas situaciones muy parecidas a la de una novela de la tarde, una atrás de otra…porque como dicen “las cosas vienen todas juntas”. Y a todo le saco provecho, de todo logré rescatar algo bueno y me hizo darme cuenta de varios aspectos que debería cambiar en mi vida. Agradezco a los que me apoyaron, me sorprendió la conexión que logré con algunas personas…no me esperaba que fuera así. También agradezco a aquel que no me quiso escuchar, que me hizo darme cuenta de que seguía con falsas expectativas. Que las palabras son solo palabras y que aquello que alguna vez me dijo no fue más que un cliché que parece le gusta andar repartiendo por toda la ofi. Sí, pensé que era un poco mas serio que eso… pero como en toda historia, en algún punto la burbuja explota. Y pasamos a conocer otros aspectos de la personalidad, que lamentablemente, o debería decir, afortunadamente nos terminan desencantando. Y sí, mi subjetividad llegó a mezclarse, no podía distinguir lo que pensaba que veía de lo que realmente me mostraban. Siempre me mostraron una forma de ser que creí algo especial para conmigo… porque fui lo bastante estúpida para confiar en palabras hechas que parecen estar en la tapa del libro y que seguramente de ver la situación desde afuera hubiera minimizado. A esta altura importa poco, es más fácil sonreir y mostrar “símpatia” cuando sabemos que nada diferente se puede esperar de alguien así. Es la mejor forma de que de a poco, se vaya disolviendo. Pero soy muy transparente y mi cara lo dice todo. Me ha dejado en evidencia muchas veces. Si quiero llorar, lloro, si estoy contenta, sonrío… si estoy enojada, no hago mas que fruncirme… y por más que lo intente ocultar… mis ojos me delatan. Y el que los sabe leer, se da cuenta. Allá el resto…que piensen lo que quieran… si he quedado en evidencia más de alguna vez, me pasa por ser transparente, mostrar quien soy y no fingir… ¡¡¡no puedo mentir!!! No me sale y tampoco quiero. Y por ser así, cada vez que veo alguien que vive de mentiras, de costumbres y cobardía me hace quererlo lejos.  Quebré. Definitivamente. Y por momentos me siento así. Muchas veces me dije que quería terminar con la situación, superficialmente…porque en el fondo realmente no quería… por esa subjetividad y esa expectativa tonta, lo que no hizo más que profundizar lo malo y lo bueno. Y es que creo que algo bueno tuvo… por decirlo nada más… simplemente porque todo sucede por algo.  Y ese es el modo que tengo de valorarlo…finalmente comprendí, y realmente espero no volver a caer en lo mismo…que esta vez sea la última, haya sido el quiebre definitivo, porque de nada serviría ahora. Ya se lo que esperar y sé que no va a cambiar. Solo me queda cambiar a mi y tener la suficiente voluntad de mantenerlo, sino me estaría mintiendo a mi misma. Y más después de este discurso con nombre entrelineas.  También se que esto me hace tomar importantes decisiones en mi vida, decisiones que duelen pero que deben ser tomadas. Por mi.

Por momentos pienso en que solo me interesa “hoy” y a veces esta bueno, vivir paso a paso, sin pensar en lo que viene después. Pero ultimamente también se que es importante pensar en el futuro he ir planificando, aunque sea de a poco. Y que si no valoro lo que soy y lo que quiero llegar a ser voy a quedar estancada. Y parte de aquello que me hace mal, es lo que no me deja avanzar en mis metas. Me terminan afectando más de lo que quiero y me dejo estar. No puede ser así. Ahí esta el cambio…solo depende de mí.

Anuncios

Comentarios»

1. m - marzo 3, 2009

Quiebres y requiebres. Ascensos y descensos. Luces y sombras. Afirmaciones y contradicciones. Luchas internas y externas.
Cuantos opuestos y cuantos intermedios no nombrados.

Y por supuesto hay días de sol, con nubes grises y bellas noches de luna llena contra noches oscuras y de neblinas.

La vida es maravillosamente vivible, contradictoria, dolorosa, intensa, memorable para los que saben, como tu, sentir. Tanto la alegría como la pena sacuden cada fibra de tu ser y eso te hace una persona intensa, veraz, conmovedora. El que lo vea y lo comparta, feliz por que podra aprender lo que es la intensidad. El que sigue de largo, obliterado en sus megalomaníacas verdades, pierde en este juego de vivir.
Pero no es tu problema.
Tu problema es seguir, continuar, reafirmarte.
Saber que cada paso es de crecimiento, que cada sonrisa es un triunfo compartido, que cada lágrima es algo que costó y sirvio para enseñarte algo y para dar una oportunidad a los que transitan en este mundo simplemente viviendo por vivir, de llegar a tener una tenue, una única quizás oportunidad de reflexionar.
He seguido todos tus pasos.
Desde esta vida, y quizás antes y lo haré después.
Sin límites, sin condicionamientos, remendando agujeritos.
He visto las palabras tímidas, que eludían rebuscadamente su verdad
dar pasos seguros por las calles empedradas y llenas de obstáculos.
He visto en la palidez de tu piel, en los ojos tristes y como lagos húmedos las noches de malos sueños, las tardes de rabieta, las horas perdidas, el exceso de perseverancia, la resitencia a la agudeza encubierta del peor dolor, el más bajo, el más burdo…el de la traición, la falta de respeto a la pureza de los sentimientos y a la inocencia.
En ti esta todo.
Guardado. Orden y desorden. Cada cosa en su lugar.
Días para sufrir, días para reir, días para pensar, días para iniciar el cambio.
Cuando se comienza el cambio, la fuerza surge de adentro, a veces como una erupción volcánica, previos temblores y rugidos, un día toda la furia se desata y nada la detiene.
Otras veces son solo cambios de camino.., como aquella jovencita aniñada que fue a su primer día d efacultad o a su primer entrevista laboral, con una sonrisa nerviosa y que ahora pisa firme en todo lo que hace
Has aprendido, has crecido.
Has conocido gente de todo tipo, de todas las edades y los humores.
Buena y mala. Culpables de todos sus actos y otros inocentes de todas sus mentiras.
Has vivido contra reloj, contra mareas, contra el tiempo, contra el agotamiento total.
Sin albedrio de tan grande que haces tus compromisos con tus metas.
Sin veranos de sol, sin tardes de tv arrebujada en la cama. on pocos de esos tiempos fugaces de amigos, de familia, de libros.
Hoy necesitas tu espacio. Tu alma lo reclama. Tu cuerpo lo demanda.
Tu mente necesita sanearse.
Tu fuerza, valga la redundancia, potenciarse.
Has dejado parte de ti en lo realizado y has aprendido mucho.
Pero…la vida es otra cosa, y es muchas cosas.
No hay peor esclavitud que las cadenas que nosotros mismos nos ponemos.
A veces liberanos es un proceso doloroso, intenso, pero alfinal, es eso, liberación y crecimiento.

Deja tus huellas, amables y veraces por donde pases.

Cuando llegues siempre sonrie y sonreiran para tí, y cuando te marches, acompaña la tristeza que todos sentiras y tu también estaras triste. Pero por hacer las cosas bien, por elegir, por buscar crecer. Las puertas siempre te estaran abiertas, para volver.

Las almas, la buena gente, nunca se alejara de ti y los otros… los de memoria y palabras volátiles, esos eternos inmaduros que un dia despiertan viejos y sin alma… no importan, no son nada en este camino de la vida, solo se quedan allí, a la vera, viendo pasar la vida.

Como dijo mi querido Benedetti:

No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.
No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.

Sigue caminando, aunque no veas el destino y todo parezca oscuro y retorcido, sigue navegando, aunque el mar sea extraño e impiadoso, también es hermoso y ofrece bellos y burbujeantes puertos.

Y siempre, siempre, sabes que aquí estoy, aquí estamos.
Incondicionales.
Amandote en tu libertad, en tus aciertos y errores, solo por quién eres, por lo que das, por lo que enseñas.

2. ctjs - marzo 5, 2009

Amiga, nada mas cercano al nombre de tu blog “Mi Reflejo”
Es verdad que a veces la sinceridad duele, y por eso evitamos la verdad, pero es maravilloso ver como a pesar de tu edad reflexionas de esta manera tan madura mientras algunos (me incluyo) a pesar de unos años mas nos cuesta ver las cosas con esta madurez.
Te mereces lo mejor y el andar por la vida diciendo verdades te da la posibilidad de seguir con la fente en alto, sos de las pocas personas q hoy en dia lamentablemente no tiene q esconderse ni esconder sus sentimientos. La verdad te admiro, por la valentia de expresar lo q sentis y por lo ocultar no bueno o malo q los demas te hacen sentir, Eso es Maravilloso!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: